vinotecas de ofertaDisfrutar a diario

Actualidad del vino y la alimentación

CAE EL CONSUMO MUNDIAL DE VINO UN 3,6% EN 2009

bodegon de vinos

Redacc. Madrid.-Las noticias que conciernen al vino español y mundial siguen sin consolar a productores y distribuidores. El Observatorio Español del Mercado del Vino no determina las causas de la bajada del consumo generalizada de los caldos, aunque si ofrece datos completos sobre las dimensiones de esta merma de mercado. Dicha merma se contrapone a los datos en el aumento de la produccion y en los millones de litros envasados durante el pasado año.

Leer más...

Nuevas contraetiquetas del Consejo Regulador de la DO Penedès

logotipo penedés

C.R.D.O. Pededés, Vilafranca del Penedés – La nueva contraetiqueta del Consejo Regulador de la DO Penedès, producida en la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (F.N.M.T.), se ha dado a conocer hace una fechas en Madrid y comenzará a ser utilizada en los vinos de la cosecha 2010. La nueva precinta incluye el nuevo eslogan de la DO Penedès "Sol i Vi" (Sol y vino), con el que pretende transmitir un mensaje positivo que invite a conocer los vinos y la zona del Penedès.

Leer más...

Dioses del vino

El vino y la religión han estado, desde siempre, perfectamente relacionados. Tanto por incluir el vino en sus rituales (la religión católica y todas las que derivan de ella, por ejemplo) como por la prohibición expresa en los libros sagrados del consumo del vino (caro de las religiones coránicas).

La religión nos habla del espíritu y el vino es capaz de alterar nuestros estados espirituales de modo que nos podamos sentir en diferentes estados de la conciencia con su sola ingesta.

La transustanciación, por la que el vino se convierte en sangre de Cristo, es uno de los ritos más importantes de la religión católica que tiene lugar durante la consagración.

Los judíos purifican a los recién circuncidado vertiendo vino kosher (vino puro obtenido con estrictas normas religiosas de puridad judía) sobre la herida.

Pero los adoradores del vino por antonomasia han sido griegos y romanos.

Imagen  Dioses del vino

Los griegos, como todos los pueblos politeístas, disponían de un dios para cada asunto, y el asunto del vino no era menor. En un Principio, Dionisos era la deidad de la fertilidad de los tracios, y a él se rendía culto para que éstas fueran abundantes y para ahuyentar plagas y desastres naturales que mermasen las cosechas.

Posteriormente, la divinidad de Dionisos fue aceptada oficialmente por las polis griegas y se centró en las vides y el vino como objeto de culto. A partir de este momento es el dios que nace con vino nuevo y muere cuando la cepa es despojada de los racimos y es pisada por los campesinos durante días de fiesta.

Las fiestas en honor a Dionisos (las dionisiacas) suponían una verdadera catarsis para sus asistentes, a los que el vino favorecía la desinhibición sexual y la exaltación de las relaciones humanas de toda naturaleza.

Desde siempre, Dionisos estuvo ligado al teatro. Durante las fiesta en su honor, en las ciudades griegas se designaba a poetas y acores para representar el mito de Dionisos y otras obras.

La mitología nos dice que Dionisos era hijo de Zeus (dios) y Sémele (mortal). Existen multitud de variantes sobre este mito pero todos convienen en que Dionisos hubo de nacer varias veces tras la muerte de Sémele cuando lo tenía en su seno, a manos del propio Zeus o de su celosa mujer.

Sea como fuere, el culto a Dionisos se extiende hasta la península itálica, donde los etruscos tenían su propio dios de las cosechas y el vino (Flufluno). Con el tiempo, Dionisos y Liber Pater (otra divinidad asociada al vino de los romanos) se funden en Baco, representando la misma asociación entre el culto a las buenas cosechas, la fertilidad y el teatro.

Las bacanales tenían lugar en Roma los días 16 y 17 de Marzo, aunque muy pronto aumentaron ostensiblemente sus días, de manera que no había mes sin bacanales. Pronto, el senado entendió que, durante estas fiestas, se maquinaban asesinatos y se conspiraba, de modo que las trató de prohibir con escaso éxito ya que la costumbre tenía lugar en fechas cambiantes y de manera encubierta.

La representación de un Baco bebiendo vino, rodeado de uvas es un clásico que adornaba las casas de los senadores romanos, donde se rendía culto al vino procedente de todo el imperio, siendo los vinos españoles los predilectos a la hora de presentar una buena mesa.

Con el tiempo, la divinidad de Baco se extendió por todo el imperio romano, donde gozó de gran popularidad. Finalmente, con la adopción de la religión cristiana, el senado romano prohibió el culto politeísta allá por el año 392 D.C. Se acabaron así las bacanales y demás ritos consagrados a Baco.

La cultura del vino

imagen inferior

Valid XHTML 1.0 Transitional