vinotecas de ofertaDisfrutar a diario

Actualidad del vino y la alimentación

CAE EL CONSUMO MUNDIAL DE VINO UN 3,6% EN 2009

bodegon de vinos

Redacc. Madrid.-Las noticias que conciernen al vino español y mundial siguen sin consolar a productores y distribuidores. El Observatorio Español del Mercado del Vino no determina las causas de la bajada del consumo generalizada de los caldos, aunque si ofrece datos completos sobre las dimensiones de esta merma de mercado. Dicha merma se contrapone a los datos en el aumento de la produccion y en los millones de litros envasados durante el pasado año.

Leer más...

Nuevas contraetiquetas del Consejo Regulador de la DO Penedès

logotipo penedés

C.R.D.O. Pededés, Vilafranca del Penedés – La nueva contraetiqueta del Consejo Regulador de la DO Penedès, producida en la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (F.N.M.T.), se ha dado a conocer hace una fechas en Madrid y comenzará a ser utilizada en los vinos de la cosecha 2010. La nueva precinta incluye el nuevo eslogan de la DO Penedès "Sol i Vi" (Sol y vino), con el que pretende transmitir un mensaje positivo que invite a conocer los vinos y la zona del Penedès.

Leer más...

VINOS DE ESTADOS UNIDOS

Vinos de Los Estados Unidos; los vinos pioneros.

No existe constancia de la existencia del vino en América precolombina (Aunque sí de plantas de vid no productivas en los actuales EEUU). Sin embargo, siendo españoles y portugueses sus primeros visitantes, ambos pueblos con honda tradición vinícola, no tardaría en llegar el vino al Nuevo Mundo.

vinos de estados unidos

Al poco de los primeros asentamientos de los colonizadores, el vino enviado desde la península resultaba escaso y de muy baja calidad debido a las dificultades del viaje y a su conservación, ya que se requerían varios meses de transporte desde los lugares de producción a los de consumo en el nuevo occidente.

Así comenzaron las primeras plantaciones de vid, allí donde el terreno y la climatología parecían propicias. Determinante para su implantación, fue el desarrollo de las misiones religiosas, ya que necesitaban el vino para las misas, en las mesas y con los enfermos.

Como el vino escaseaba, se originó la idea de cosechar las uvas en las propias tierras. Un dato revelador: la Casa de Contratación en Sevilla recibió órdenes ya en el año 1564, de enviar en cada barco que partía hacia las Indias, cierto número de vides para su implantación y desarrollo en el Nuevo Mundo.

Los clérigos desarrollaron una floreciente industria casi sin competencia, ya que ellos eran los únicos exentos de pagar los altos impuestos exigidos al resto de los productores.

Los primeros intentos de cultivo conocidos ocurrieron en la actual República Dominicana (La española). Desde esta isla, y llevadas por los conquistadores y misioneros que los acompañaban, las primeras vides americanas viajaron a México (La Nueva España), Perú, y posteriormente a Brasil (antigua Santa Cruz).

Fueron dos los problemas iniciales para la implantación de la “Vitis Vinífera”: Primero, el material empleado para su plantación. El más extendido fueron sarmientos de vid, cuyo origen es el hemisferio norte, donde se inició y expandió su cultivo. Cuando los sarmientos se enviaban al hemisferio Sur, las cosas se complicaban. Los sarmientos cortados en España en las vides de invierno, brotaban durante los largos viajes, al pasar por latitudes más bajas y cálidas. Al llegar a destino se plantaban en época inapropiada, perdiéndose irremisiblemente. Luego se comenzó a llevar el material en macetas, para solucionar este problema, pero también aquí se presentaron problemas en el transporte. Se sabe que también se sirvieron de semillas de uva para la formación de aquellos primeros viñedos, con el inconveniente de no reproducir los caracteres varietales y perder uniformidad en las nuevas plantaciones. Este sería el origen de numerosas variedades "criollas" que poblaron el viñedo colonial. El segundo problema fueron las condiciones climáticas, extremadamente cálidas para su cultivo.

El vino en Los Estados Unidos.

Probablemente, la primera bodega productora de vino comercial en América fue “Santa Maria de las Parras”, a finales del siglo XVI, antecedente de la todavía existente y cada vez más prestigiada bodega “Casa Madero” mexicana.

vinos de estados unidos

Desde México, los monjes fueron extendiendo los viñedos hacia el norte, en su ruta de fundaciones por la costa del Pacifico en la actual California. Fray Junípero Serra es reputado como el “Padre de los vinos californianos”, al crear las primeras plantaciones cerca de la misión de San Diego.

Aunque pudieran haber habido intentos de plantaciones, más o menos extensas, en territorios al norte de la actual Florida por pobladores de origen francés, lo cierto es que los primeros éxitos en los actuales EEUU no llegaron hasta los albores del siglo XIX. Y fue alrededor de los Grandes Lagos, en los estados de Ohio, Missouri, y Nueva York. La primera bodega comercialmente exitosa en los Estados Unidos se fundó en Cincinnati, Ohio, a mediados de los años 1830 por Nicholas Longworth, quien hizo vino espumoso con uvas catawba. Curiosamente, al mismo tiempo se fundaba, en la misma ciudad, la que llegaría a ser la mayor compañía de productos de gran consumo en la actualidad (Procter & Gamble).

En la misma época, con el descubrimiento de las minas de oro en la costa del Pacífico, se produce un fenómeno que marca definitivamente la historia del vino estadounidense. La eclosión demográfica provocada por la conocida como "fiebre del oro" favorece la extensión masiva de viñedos a lo largo de toda la costa californiana, donde Sonoma o Napa cuentan ya con enormes producciones.

La llegada del ferrocarril, permite una comercialización masiva a través de todo el territorio norteamericano, en un momento en que las plantaciones del valle del río Ohio y del este de EEUU sufren varias plagas que diezman su ya escasa producción. Estos factores consolidaron al estado de California como el primer productor en EEUU durante todo el siglo XX.

El avance del vino Norteamérica fue bruscamente truncado por la llamada "Ley seca" de 1920, que recluyó la elaboración a pocas bodegas dedicadas al vino eclesiástico y a la producción casera para consumo familiar, ambos excepcionalmente autorizados. Y, naturalmente, a las bodegas ilegales que proveían el contrabando. En los años de la prohibición desaparecieron las antiguas vides de calidad y el escaso consumo se refugió en vinos de baja calidad y vinos dulces. Este hábito se mantuvo décadas después de la abolición de la ley.

Ya en los años 60, la recuperación del vino de calidad llegó de la mano de iniciativas universitarias (California, Nueva York), que comenzaron a analizar y publicar qué variedades se adaptaban mejor a que “terroir”, asesorando y formando a viticultores, incluso creando titulaciones universitarias específicas en viticultura.

Los años 70 y 80 ven el renacer de la industria, ya definitivamente concentrada en California, con el desarrollo de vinos cada vez de más calidad, gracias a las aportaciones tecnológicas (y de inversión) llegadas de Europa y otros países. Paralelamente, el consumidor norteamericano se ha hecho más exigente y comparte con sus vinos el disfrute de las mejores añadas francesas, argentinas, chilenas o australianas. Esta estimulante competencia está sirviendo de continuo acicate para la mejora y modernización de los vinos estadounidenses.

Regiones vitivinícolas y variedades más adaptadas en Los Estados Unidos.

En los EEUU existen una gran variedad de vinos de gran nivel en las distintas regiones productoras, todos ellos con una marcada identidad diferenciada de sus vecinos. He aquí las más importantes:

Vinos de California.

California presenta una gran diversidad de suelos, relieves y climas. Ello permite diversificar su extensa producción vinícola (mas del 80% de la producción de EEUU) en una optima adaptación de cada variedad a su “terroir” californiano.

A esta adecuación ha contribuido de forma significativa la Universidad Californiana, que ha servido de motor y laboratorio de pruebas en la búsqueda del optimo "maridaje" entre variedad y ubicación. Las áreas de producción más importantes están en la Costa del Pacífico y el Valle Central donde encontramos hasta 107 denominaciones diferentes (En inglés AVA: American Viticulture Area), todas ellas presentan matices que aportan una personalidad propia, siendo las mas reconocidas Napa, Sonoma, Rutherford y Russian River.

vinos de estados unidos 3

Los vinos californianos se han caracterizado, en general, por un intenso sabor afrutado y una alta graduación alcohólica. Son vinos que, en su indudable calidad, podrían ser tildados de simples, lejos de la complejidad de aromas que aportan los reservas clásicos del viejo mundo. Esto, sin embargo, está cambiando gracias a la gran variedad de uvas plantadas (más de un centenar se cultivan habitualmente), y a la cada vez mayor sofisticación en la elaboración, con técnicas europeas. En este momento existe una notable diversidad de vinos desde los afrutados más frescos hasta los más potentes y complejos con notas minerales. Entre las variedades más utilizadas tenemos el Cabernet Sauvignon, Merlot, Pinor Noir, Merlot y Zinfandel. En blancos se cultivan los tradicionales Cabernet Blanc, Chardonnay, pero también Chenin blanc, Colombard, Marsanne, Muscat Canelli, Pinot, Riesling, Sèmillon,…

Vinos de Washington.

Aunque con una historia corta, (este área se incorporó a la producción masiva a partir de los años 80), Washington figura por derecho propio entre los principales productores de vinos de más calidad en EEUU, tras California. La climatología y suelos de las subregiones más importantes: Valle de Yakima, Valle de Walla Walla, Columbia o Red Mountain, son ideales para el desarrollo de la uva vinífera.

Las variedades tintas más populares son Merlot, en una versión más ácida que la californiana y el Cabernet Sauvignon, las cuales frecuentemente se combinan en “coupages”. Los Syrah presentan peculiaridades propias, notas a especias y picante que le dan una personalidad diferente al de otras regiones. En blancos, los Sauvignon Blanc, Chardoney y Gewurztraminer, se han adaptado maravillosamente a la tierra y su climatología con resultados muy destacables.

Vinos de Oregón.

También de muy reciente incorporación a la comercialización vitivinícola, este Estado ha logrado construir una importante industria turística alrededor del vino, siendo pionero en combinar los placeres del viaje y la degustación de caldos.

El Valle de Yamhill, al sur de la ciudad de Portland, se ha convertido en centro de peregrinación ecoturística con más de 250 bodegas visitables. El Valle Willamette, Umpqua y Rogue, junto con Walla Walla y Columbia, compartidas con Washington, son las áreas de producción con una variedad predominante en la zona: Pinot, en sus versiones Noir y Gris.

Otras Regiones Vitivinícolas.

  • Medio Oeste: Missouri, Illinois y Minnesota.
  • Región de los Grandes Lagos: Michigan, el norte de Nueva York y Ohio.
  • Costa Este: Nueva Jersey, Estado de Nueva York, Pensilvania, Virginia, y Carolina del Norte.

Principales productores y Marcas.

Las dos mayores compañías productoras a nivel mundial son Norteamericanas: Constellation Brands y E&J Gallo winery, ambas propietarias de numerosas bodegas tanto en EEUU como en Latinoamérica y Europa y contando con infinidad de marcas que cubren todo el espectro de precios y calidades en el mundo del vino.

Otros “monstruos” de la comercialización son: The wine Group de San Francisco y The Bronco Wine Company con sede en Ceres, también California.

Una buena pista del interés de los Norteamericanos en el mundo del vino es la notoriedad que ha alcanzado Robert Parker y sus “evaluaciones de cata”, posiblemente, la referencia mas influyente en el momento actual para determinar que vinos (y denominaciones) merecen la pena…y cuanto $$$!

fald&ocaute;n vinos de estados unidos
imagen inferior

Valid XHTML 1.0 Transitional